Cancer de Piel

Existen numerosos tipos de cáncer de piel pero más del 90% de los casos son de 3 clases:

  • Carcinoma basocelular
  • Carcinoma espinocelular
  • Melanoma

Todos tienen en general un origen común que es la prolongada exposición al sol sin protección. Hay otras causas mucho menos frecuentes como la exposición a radiaciones, cabinas bronceadoras, quemaduras extensas, algunos productos químicos, etc.

Afortunadamente la gran mayoría de los casos son del tipo basocelular que tienen una conducta más benigna, de lento crecimiento, no se diseminan a distancia y basta con una resección simple para que la persona quede sana. Pero si se dejan a su libre evolución pueden comprometer grandes zonas destruyendo extensas zonas de tejidos. Esto se presenta inicialmente como una mancha roja que no desaparece y luego se ulcera sin cicatrizar.

En el otro extremo están los Melanomas, que es el cáncer de piel menos frecuente pero es el más agresivo y mortal si no se trata a tiempo. Estas son manchas de color café oscuro o negro que puede variar en el tiempo en su forma, tamaño y aspecto e incluso pueden sangrar. También como los anteriores una extirpación precoz puede ser curativa pero una vez que se ramifican en pronóstico es muy malo a pesar de todos los tratamientos  conocidos.

Lo esencial en los cánceres de piel es la prevención, evitar exposición al sol sin protección sobre todo personas de tez clara, rubios, colorines y pecosos, ya que son los más propensos a este tipo de patologías.

En segundo lugar consultar a la brevedad si aparecen ulceraciones que no cicatrizan en un tiempo prudencial o lunares oscuros y cambiantes.

Como en todos los cánceres el pronóstico depende fundamentalmente de lo precoz que se inicie el tratamiento.

 

Dr.  Hernán  Valdivieso Saavedra