Embarazo después de los 35

“Doctor aún no quiero embarazarme, debo realizar cosas, tener cosas y lograr cosas antes de tener un hijo, yo sé que ya me acerco a la edad que Ud. me dijo; que después podía ser muy tarde…”

Los aspectos financieros, psicológicos y profesionales no van de la mano de los biológicos, la postergación de la edad para tener hijos se ha vuelto un problema en aumento. No estamos por que las mujeres no tengan hijos después de los 35 sino que estamos por que la mujer prefiera tener sus hijos antes.

Psicológicamente entre los 20 y 30 el carácter es más moldeable y los desafíos de criar son enfrentados con menos rigidez. A los 30 las relaciones de pareja son más estables que antes de los 20 y la consolidación en lo profesional es mejor. Todos los estudios de experto están de acuerdo en que los 35 son una edad clave para una mujer en el tema de la concepción.
Cuando recién entra en la década de los 30, las probabilidades de quedar embarazada son apenas un poco más bajas que hacia finales de la década de los 20 y el riesgo de aborto espontáneo o de un bebé con síndrome de Down es apenas un poco más alto, pero a los 35, esa disminución en la fertilidad comienza a acelerarse.
Los 35 son también la edad en la que otras anomalías congénitas comienzan a preocupar más. Los índices de abortos espontáneos también aumentan lenta pero ininterrumpidamente a medida que la mujer envejece, como también lo hacen las complicaciones relacionadas con el embarazo. Una mujer de más de 35 años tiene mayores probabilidades de tener un embarazo ectópico que una mujer de menos años.
Los índices de cesáreas son también más altos para las mujeres de más de 35: las mamás de esta edad tienen una probabilidad del 43 por ciento de dar a luz por cesárea mientras que las mamás de entre 20 y 30 años tienen una probabilidad del 30 por ciento. Estos aumentos en los índices de cesáreas se deben a problemas del embarazo tales como sufrimiento fetal o prolongación de la segunda etapa del parto, lo cual resulta más común en las mamás de más edad.
Cada mujer envejece a su propio ritmo pero a los 35 es necesario que la mujer que quiera tener hijos se tome en serio esta cuestión, especialmente si quiere tener más de uno.

“Siempre le digo a las mujeres que piensen en ese segundo embarazo”.