Consejos Médicos

  1. Ingiera alimentos variados

Necesitamos más de 40 nutrientes diferentes y ningún alimento por sí solo puede proporcionarlos todos. El suministro de alimentos que existe hoy en día facilita tomar una amplia variedad de alimentos, tanto comprando alimentos frescos para cocinar como comprando comidas preparadas o comida para llevar. ¡Elija los alimentos siempre de manera equilibrada! Si come un almuerzo rico en grasa, ingiera una cena con poca grasa. Y si un día come carne en la cena, intente escoger pescado al día siguiente.

  1. Base su dieta en alimentos ricos en hidratos de carbono

La mayoría de la gente no consume suficientes alimentos ricos en hidratos de carbono como el pan, la pasta, el arroz, las patatas y otros cereales. Más de la mitad de las calorías de su dieta deben venir de estos alimentos. Pruebe con el pan integral, la pasta y otros cereales para aumentar su ingesta de fibra.

  1. Tome muchas frutas y verduras

La mayor parte de la gente no toma la suficiente cantidad de estos alimentos que proporcionan importantes nutrientes protectores. Intente comer al menos cinco raciones al día. Pruebe nuevas recetas o vea qué platos preparados están disponibles en el supermercado.

  1. Mantenga un peso corporal saludable y siéntase bien

El peso adecuado depende de muchos factores tales como el sexo, la altura, la edad y la genética. El sobrepeso aumenta el riesgo de padecer varias enfermedades tales como los problemas cardiacos y el cáncer. El exceso de grasa aparece al ingerir más calorías de las que se necesitan. Estas calorías suplementarias pueden provenir de cualquier nutriente que contenga calorías (las proteínas, las grasas, los hidratos de carbono o el alcohol) pero la grasa es la fuente más concentrada de calorías. La actividad física es un buen método para quemar calorías y puede hacerle sentirse bien. El mensaje es simple: si está ganando peso, tiene que comer menos y ser más activo.

  1. Coma raciones moderadas: reduzca, no elimine alimentos

Si ingiere las raciones adecuadas de cada alimento, es más fácil comer de todos los grupos de alimentos sin necesidad de eliminar ninguno. Por ejemplo, algunas raciones razonables son: 100g de carne, media fruta, media taza de pasta o 50 ml de helado. Las comidas preparadas pueden ofrecer un medio práctico para controlar las raciones y a menudo aparecen las calorías que contienen en el envase, lo cual ayuda a su recuento.

  1. Coma regularmente

Saltarse las comidas, sobre todo el desayuno, puede conducir a una sensación de hambre descontrolada, causando a menudo una sobre ingesta. Comer una colación a media mañana o una merienda puede ayudar a contener el hambre, pero no coma demasiado para no sustituir las comidas principales. No olvide contar estas como parte de su consumo total de calorías.

  1. Beba muchos líquidos

Los adultos necesitamos beber por lo menos 1,5 litros de líquidos al día. Y necesitamos más cantidad si hace calor o si realizamos mucho deporte. El agua es obviamente una buena fuente de líquidos pero la variedad puede ser tanto agradable como saludable. Otras opciones son los zumos, los refrescos, el té, el café, la leche, etc.

  1. Muévase

Como hemos visto, la ingesta de demasiadas calorías y no hacer suficiente ejercicio pueden dar lugar a un aumento de peso. La actividad física moderada ayuda a quemar las calorías que nos sobran. También es bueno para el corazón y para el sistema circulatorio, y para la salud en general y el bienestar. Así que haga de la actividad física una rutina diaria. Use la escalera en vez del ascensor (tanto como para subir como para bajar). De un paseo en su descanso para comer. ¡No hace falta ser un atleta para moverse!

  1. ¡Comience ahora! y realice los cambios gradualmente

Realizar los cambios de su estilo de vida gradualmente es mucho más fácil que hacerlos de repente. Durante tres días, anote los alimentos y bebidas que consume entre las comidas y en las comidas. ¿Consume muy pocas raciones de fruta y verdura? Para comenzar, trate de comer solamente una ración más de fruta y verdura al día. ¿Sus alimentos preferidos son ricos en grasa y le hacen ganar peso? No elimine estos alimentos y se sienta mal, en cambio intente escoger comidas bajas en grasas o comer menos cantidad de éstos. ¡Y comience a usar la escalera en el trabajo!

  1. Recuerde: todo es cuestión de equilibrio

No hay alimentos “buenos” o “malos”, sólo dietas buenas o malas. No se sienta culpable de los alimentos que le gustan, simplemente tómelos con moderación y escoja otros alimentos que le proporcionen el equilibrio y la variedad que necesita para conseguir una buena salud.

Si hacemos ejercicio con regularidad, toleraremos mejor los esfuerzos físicos, evitando el aumento rápido de pulsaciones frente a esfuerzos de menor exigencia y nos ayudará a afrontar mejor las situaciones de estrés.

El ejercicio físico diario es fundamental para mantener buena salud tanto física como mental.

Si hacemos ejercicio con regularidad, toleraremos mejor los esfuerzos físicos, evitando el aumento rápido de pulsaciones frente a esfuerzos de menor exigencia y nos ayudará a afrontar mejor las situaciones de estrés. Estos son algunos de los motivos por los cuales es muy importante mantener un entrenamiento básico, sin importar tu edad o tu condición física. El único requisito es hacer estos ejercicios de forma regular y lo mejor de todo es que los puedes realizar fácilmente en casa. Para obtener buenos resultados deben realizarse diariamente o por lo menos tres veces a la semana.

Son muy fáciles, sólo necesitas 30 minutos, ropa cómoda y buena música.

Para calentar los músculos, empieza trotando suavemente durante 3 minutos, a partir de ahí, comienza:

como-hacer-para-adelgazar

Salta la cuerda: Dedícale 5 minutos al salto, puedes utilizar una cuerda donde estarás combinando la ejercitación de brazos y piernas. Aquí estarás trabajando los gemelos, hombros, cuádriceps y deltoides.

162763374

Bicicleta: Otro ejercicio de la vieja escuela. Recuéstate sobre el suelo con las rodillas sobre tu pecho. Luego extiende una pierna llevando el codo opuesto a la pierna que está flexionada. Regresa a la posición original y repite con el otro lado. Este es un gran ejercicio de abdominales y más intenso que los encogimientos. Realízalo durante un minuto.

crunch-abdominal1

Abdominales: Este es un ejercicio para adelgazar nuestra barriga, por lo que no debe faltar ya que nos ayudara a tonificar aquellos músculos del abdomen. Empieza por un minuto y luego puedes seguir ampliando.

rutina-de-ejercicios-02

Flexiones: Para ejercitar los brazos y la espalda necesitarás de las flexiones. No es demasiado difícil, solo tienes que apoyar las palmas de la mano y las rodillas en el suelo, bajar y subir el cuerpo. Al igual que los abdominales, empieza con poco tiempo, luego puedes ir aumentando repeticiones.

fc825f0cfa846232_standing-weighted-twist-xxxlarge

Rotaciones de cintura: Otro ejercicio fácil de hacer y que tiene muy buenos resultados. Sólo debes pararte firme, mirando hacia delante y girar tu cuerpo rotando la cintura unas tres veces a cada lado.

subir-escalera

Subimos escalones: Si tienes una escalera en casa ¡Perfecto!, si no, utiliza una banqueta pequeña para subir y bajar de ella como si fuera un escalón. Este es un ejercicio ideal para trabajar los músculos de las piernas y muslos.

Vuelve a trotar durante 3 minutos y ahora toca la diversión. Sube la música y baila durante varias canciones.

Apaga la música, cierra los ojos y respira profundamente hasta relajarte por completo o si lo prefieres termina dándote un paseo al aire libre durante al menos 15 minutos. Si no puedes, abre la ventana y respira…

Doctor… ¿mi dolor de piernas es por “várices internos”? ¿me puede dar un “accidente vascular” por mis várices? ¿puedo llegar a perder mi pierna por mis várices?… Cientos de preguntas como éstas, llenan de preocupaciones a
los pacientes y de pacientes, las consultas de los cirujanos vasculares.

La verdad es que las venas varicosas si son un problema muy frecuente, pudiendo afectar a 4 de 10 mujeres sobre los 40 años. Su repercusión y consecuencias también son muy variadas, llegando desde lesiones permanentes de la piel de las piernas, especialmente en la región interna de los tobillos (por ejemplo, cambios de color de la piel, descamación que pica, llegando hasta heridas de difícil cicatrización o úlceras),
hasta tendencia permanente a que se hinchen (edema) las piernas en el transcurso del día. También es cierto, que
aumentan los riesgos de presentar trombos en su interior (varicoflebitis o trombosis superficial), pero no es lo mismo que presentar trombos en las venas profundas, como tampoco es correcto pensar que las venas profundas puedan estar varicosas (no existen los várices internos). De esta manera, presentar várices no es una sentencia para
quienes los sufren. Algunos pacientes se benefician de la cirugía para tratar las várices, los que pueden ser extraídos (resecados) o “ocluidos” internamente, mediante calor producido por ondas de radiofrecuencia o por un haz láser.
Otro grupo de pacientes, puede tratarse mediante inyección de una espuma “esclerosante”, medicamento que también ocluye las venas dilatadas haciéndolas desaparecer. También hay que mencionar que hay un grupo de pacientes los que NO deben operarse, ya que, sus várices son una consecuencia o manifestación de alteraciones definitivas de las venas profundas, que al no poder llevar efectivamente la sangre de vuelta al corazón, requieren de una vía alternativa para hacerlo, desviando el flujo a las venas superficiales que se dilatan. Si se sacan, el retorno de sangre se empeora.

Distinguir unos de otros, requiere de una evaluación médica. Sin embargo, todos los pacientes que tienen várices, sin
importar a cuál de estos grupos mencionados pertenezcan, se beneficiarán de medidas básicas que pueden evitar la mayoría de las consecuencias y de los síntomas. Entre estas medidas están el caminar rutinariamente, dormir con la cama levantada de los pies, usar lubricación de las piernas y comprimir las piernas con medias especiales de compresión graduada. Estas medidas, incluso son útiles y necesarias en los pacientes que han sido operados de várices, para evitar que vuelvan.

Muchos problemas se retrasarán o se evitarán implementando estas medidas desde ya.

Una alimentación saludable aporta todos los nutrientes esenciales y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana. Previene las enfermedades crónicas, como la obesidad, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes tipo 2, la osteoporosis, y algunos tipos de cáncer.

 Guías alimentarias para la población chilena, Minsal 2013.

  1. Para tener un peso saludable, come sano y realiza actividad física diariamente.
  2. Pasa menos tiempo frente al computador o la televisión y camina a paso rápido, mínimo 30 minutos al día.
  3. Come alimentos con poca sal y saca el salero de la mesa.
  4. Si quieres tener un peso saludable, evita el azúcar, dulces, bebidas y jugos azucarados.
  5. Cuida tu corazón evitando las frituras y alimentos con grasas como cecinas y mayonesa.
  6. Come 5 veces verduras y frutas frescas de distintos colores, cada día.
  7. Para Fortalecer tus huesos, consume 3 veces en el día lácteos bajos en grasa y azúcar.
  8. Para Mantener sano tu corazón, come pescado al horno o a la plancha,  2 veces por semana.
  9. Consume legumbres al menos dos veces por semana, sin mezclarlas con cecina.
  10.  Para mantenerte hidratado toma 6 a 8 vasos de agua al día.
  11. Lee y compara las etiquetas de los alimentos y prefiere los que tengan menos grasas.

Recomendaciones:

– Consumir 3 comidas principales + 2 colaciones.

– Comer cada 3 horas.

– Respetar los horarios de alimentación, no saltarse las comidas.

– Comer lento, tranquilo y relajado, demorar 30 minutos en cada comida.

– Planificar con tiempo la alimentación fuera de casa.

– No consumir líquidos con las comidas.

 

Existen numerosos tipos de cáncer de piel pero más del 90% de los casos son de 3 clases:

  • Carcinoma basocelular
  • Carcinoma espinocelular
  • Melanoma

Todos tienen en general un origen común que es la prolongada exposición al sol sin protección. Hay otras causas mucho menos frecuentes como la exposición a radiaciones, cabinas bronceadoras, quemaduras extensas, algunos productos químicos, etc.

Afortunadamente la gran mayoría de los casos son del tipo basocelular que tienen una conducta más benigna, de lento crecimiento, no se diseminan a distancia y basta con una resección simple para que la persona quede sana. Pero si se dejan a su libre evolución pueden comprometer grandes zonas destruyendo extensas zonas de tejidos. Esto se presenta inicialmente como una mancha roja que no desaparece y luego se ulcera sin cicatrizar.

En el otro extremo están los Melanomas, que es el cáncer de piel menos frecuente pero es el más agresivo y mortal si no se trata a tiempo. Estas son manchas de color café oscuro o negro que puede variar en el tiempo en su forma, tamaño y aspecto e incluso pueden sangrar. También como los anteriores una extirpación precoz puede ser curativa pero una vez que se ramifican en pronóstico es muy malo a pesar de todos los tratamientos  conocidos.

Lo esencial en los cánceres de piel es la prevención, evitar exposición al sol sin protección sobre todo personas de tez clara, rubios, colorines y pecosos, ya que son los más propensos a este tipo de patologías.

En segundo lugar consultar a la brevedad si aparecen ulceraciones que no cicatrizan en un tiempo prudencial o lunares oscuros y cambiantes.

Como en todos los cánceres el pronóstico depende fundamentalmente de lo precoz que se inicie el tratamiento.

 

Dr.  Hernán  Valdivieso Saavedra

El 01 de octubre de 2013 entró en vigencia la Ley de Derechos y Deberes de los Pacientes, tras 11 años de tramitación en el Congreso. Esta iniciativa -cuyos aspectos principales fueron presentados en mayo de este año por el Presidente Piñera junto al ministro de Salud…